Cincuenta aspirantes a ingenieros de la Universidad Católica crearon grupo de Whatsapp para copiar en prueba

Asado Familiar se llamaba el grupo de Whatsapp que usaron cincuenta estudiantes de Ingeniería de la Universidad Católica que fueron descubiertos haciendo trampa en una prueba del ramo de Electricidad y Magnetismo.

Así lo cuenta el diario La Cuarta que relata el lunes cuatro de mayo un grupo de estudiantes se juntaron para compartir las respuesta de una prueba, pero fueron descubiertos por la profesora de la asignatura.

Tras conocer la trampa, la académica les puso un uno a los estudiantes y denunció el hecho a instancias superiores, que están analizando sanciones a través de un sumario.

El Centro de Alumnos de Ingeniería calificó el hecho como grave y emitió una declaración donde cuestionan el actuar del grupo de estudiantes.

En una carta abierta aseguran que “la situación ocurrida es muy grave por el solo hecho de ser un acto deliberadamente deshonesto que atenta contra valores fundamentales de nuestra casa de estudios como lo son la justicia y la honestidad”.

A esto agregan que es “una falta a la responsabilidad que como alumnos y futuros profesionales tenemos para con la sociedad”.

La organización dice que tienen la percepción de que los alumnos de la escuela “están molestos por esta situación y desaprueban este tipo de conductas de manera tajante”.